gamificación elearning

Aprender jugando. Pautas para gamificar contenidos elearning

Hemos escuchado muchas veces la típica expresión “aprender jugando”. Además de entretenernos y ser divertidos, con los juegos podemos demostrar los conocimientos adquiridos. Son elementos clave en cualquier proceso de aprendizaje, ya que impulsan la motivación, la competitividad, la capacidad de superación...

Al crear un contenido online podemos aprovechar gran variedad de recursos, por lo que merece la pena pararnos a pensar cómo plantear y desarrollar los juegos para que el estudiante consiga su objetivo, que no es otro que aprender.

A continuación, indicaremos aquí una serie de pautas que podremos seguir a la hora de desarrollar un juego para un curso eLearning:

  • Objetivos: Saber qué se pretende conseguir con el juego. Viene bien indicar previamente al alumno qué conocimientos y habilidades adquirirá al finalizar. Por ejemplo, podemos poner: “Al finalizar este juego, habrás aprendido a…”
  • Instrucciones: Indicar unas instrucciones claras, concisas y sencillas. Muchas veces los alumnos no se las leerán, por lo que es bueno que estén en una sola página del contenido, que sean lo más esquemáticas posible y que vayan acompañadas de imágenes que faciliten su comprensión.
  • Interactividad: Realizar acciones con interacción para aumentar la capacidad de concentración del estudiante. Los alumnos ejecutarán una serie de acciones donde serán los protagonistas y eso les llevará a conseguir los objetivos propuestos en el primer punto. Podemos hacerlo con historias, escenarios ramificados, juegos de aventura, concursos…
  • Diseño atractivo: Pensar en un diseño que atraiga a los alumnos y les incite a participar. Aquí es importante diseñar bien los botones, imágenes, elegir los colores adecuados, acordes con los utilizados a los largo del contenido, etc.
  • Evaluación: Indicar al alumno si va respondiendo correctamente a medida que va avanzando en el juego o mostrarle su resultado al final. Además, debemos indicar al estudiante por qué su respuesta está bien o está mal, argumentándolo para que lo entienda.
  • Niveles: Realizar juegos por niveles podría ser otro planteamiento, donde podemos ir evaluando al usuario en función de los retos que vaya superando. Podemos valernos de su curiosidad para ir desvelando secretos, desbloquear niveles para lograr el objetivo inicial... Aquí  lo que queremos evaluar es el nivel del alumno, por lo que debemos pensar bien qué partes incluiremos en cada nivel, ya que podría desmotivar al usuario.
  • Premios: Otorgar insignias, medallas, establecer rankings o algún tipo de reconocimiento o premio, que inviten a la participación y superación.
     

Descargue el whitepaper "Learning Office: La excelencia en el aprendizaje" y comience a obtener todo el potencial del elearning (pinche en la imagen a continuación).

Learning Office: la excelencia en el aprendizaje

Comparte esta noticia