Estrategia de contenidos para la formación on line

Como ya hemos comentado en más de una ocasión el contenido es la clave en las iniciativas Social Business. En iniciativas externas resulta un punto de atracción hacia nuestro blog o landing page y en iniciativas internas, hacia nuestra intranet o red social corporativa. En esta ocasión nos centramos en el aprendizaje social. En un entorno de formación Social Learning existen dos tipos de contenido: el contenido empaquetado que forma parte de los cursos eLearning y que es accesible en un periodo concreto, y los contenidos que pertenecen a una Biblioteca de recursos y que se pueden consultar en cualquier momento. Una estrategia de contenidos unificada debe tener en cuenta ambas tipologías de contenido.

Cómo empezar. 3 Pasos

  1. Analizar el gap. Es necesario identificar dónde estamos y dónde queremos estar. La estrategia de contenidos  debe responder a las necesidades actuales y, sobre todo,  a las necesidades futuras de la organización.
  2. Conocer los requerimientos de los principales grupos de interés: el negocio y los usuarios.  El contenido debe responder  a las necesidades del negocio, pero para que el  aprendizaje sea efectivo, los usuarios deben disponer de un contenido de calidad, de fácil acceso y  motivador
  3. Interpretar y transformar el análisis y los requerimientos en acciones concretas.

El resultado será un proceso que contenga la metodología para la gestión de los contenidos donde se priorizan la acciones, se define la audiencia a la que van a estar dirigidos los contenidos, cómo y cuándo se van a distribuir, las tecnologías que se van a utilizar y los recursos necesarios. La estrategia de contenidos es un proceso iterativo que requiere de un gobierno y que debe responder en todo momento a  las necesidades de  la organización.

Algunas claves

  • Realizar un análisis de contenidos. Muchos de los contenidos ya existen en la organización: manuales, vídeos, etc. Pero suelen estar dispersos. Pertenecen a un departamento,  pueden ser resultado de un proyecto, de una campaña de innovación, etc.  Es necesario por tanto realizar un inventario y auditar el contenido desde el punto de vista cualitativo, cuantitativo y técnico.
  • No hay que caer en la tentación de rediseñar todos los contenidos en un formato de aprendizaje más “atractivo”. Algunos contenidos cubren su función tal y como están diseñados: ppt, pdfs, etc.
  • Es importante identificar aquellos contenidos  sobre los que  sí es necesario realizar un seguimiento o certificación ya que el tratamiento metodológico y técnico será distinto.
  • El mejor contenido pierde su valor si no se puede acceder a él. Es muy importante definir la taxonomía de todos los contenidos para facilitar las búsquedas y ofrecer un contenido personalizado.

Le ayudamos a diseñar su estrategia de contenidos socialbusiness@ibermatica.com

Comparte esta noticia