microlearning

¿Por qué el Micro Learning es el futuro de la formación en el puesto de trabajo?

¿Cómo accedes a las noticias hoy en día? Si eres de los que lee el periódico todas las mañana mientras toma el café, eres minoría. Es más habitual que veas las noticias en la tele mientras te vistes, o que escuches los titulares en la radio mientras vas al trabajo, o que veas los titulares de las noticias en tu móvil o tablet. Estos son ejemplos de Micro Learning, y estamos inmersos en ellos todos los días.

Micro Learning: El futuro de la formación en el puesto de trabajo

Los “millennials” han crecido con dispositivos móviles, se sienten cómodos con ellos, y piden que les llegue la información a la velocidad del rayo. Esta demanda y entrega de la información tan rápida es algo nuevo, y según muchos, es la causa de que la capacidad de atención humana haya bajado 4 segundos desde 2000, hasta una media de 8 segundos, de acuerdo a un reciente estudio de Microsoft.

¿Cómo pueden (y deben)  las empresas estar presentes en la nueva era digital?

La forma de aprender y enseñar tradicionales van a dejar paso a otras nuevas. Cada vez más educadores piensan así. Sin embargo, la transición en los centros educativos hacia nuevas formas de aprendizaje será lenta, incluso con las nuevas posibilidades de elearning y tecnología en el aula. Pero las empresas no se encuentran con las trabas burocráticas del sector educativo, y deberían lanzarse a las nuevas tecnologías y los nuevos métodos de aprendizaje, y específicamente el Micro Learning.

El Micro Learning es la estrategia para el aprendizaje en el puesto de trabajo

La formación en la empresas consiste a menudo en largas jornadas de formación, talleres, lectura de largos manuales, tan desactualizados como tediosos... Lo que en realidad necesitan los empleados son píldoras formativas que puedan compatibilizar con su jornada. Los empleados no están en contra de la formación o del nuevo conocimiento, solo quieren tener más control sobre cómo y cuándo obtenerlo. Los empresarios deben asumir que la tecnología puede responder a las necesidades de estos empleados, y que el Micro Learning será más barato, más eficiente y en definitiva, más efectivo. Aquí vemos diferentes formas en las que una empresa puede utilizar el Micro Learning:
Manuales de empleado

Los empleados no son niños. Forzarles a sentarse en un aula para digerir un manual, y monitorizar esa digestión suena a escuela primaria. Con el Micro Learning, cada sección de ese manual puede convertirse en un vídeo, y dar a los empleados una fecha límite para completar todos los módulos. Esto les empodera porque podrán elegir cuándo acceder a los módulos y cuándo verlos. Muchos preferirán verlo en su tablet a la hora de la comida, o en la cama antes de dormir, o en el trayecto en tren o en avión. Y si quieres asegurarte de que han hecho los módulos, siempre es posible incluir un test.

Tener una biblioteca de módulos tiene un valor incalculable para los nuevos sistemas de formación

Esta semana hay varias entrevistas con candidatos a un nuevo puesto, y el responsable de personal que iba a hacerlas sufre una baja por neumonía. Cancelas todas las entrevistas, claro, pero ¿qué hubiera pasado si hubieras tenido uno o dos módulos accesibles por un compañero para ponerse al día de las últimas normas y saber qué preguntar y qué no preguntar? Las entrevistas hubieran transcurrido según lo previsto.

Acabamos de promocionar a un empleado, que debe adquirir nuevas habilidades y adquirir nuevo conocimiento. El Micro Learning permitirá que el empleado se forme en sus propios horarios. Se adquiere un nuevo equipamiento que debe ser utilizado por varios empleados. Cada empleado podrá programarse el horario de acceso al módulo formativo de ese equipamiento. Y cualquier nuevo empleado que entre en el equipo, podrá formarse por sí mismo sin quitar tiempo a otro.

  • La cultura del “puesto de trabajo” ha cambiado con el Micro Learning

El Micro Learning gira alrededor de personas formándose con pequeñas píldoras formativas, que enganchen, interactivas, si se desarrollan bien. Si el empleado siente que tiene autonomía para formarse, tendrá la sensación de que la empresa le respeta y confía en él.

  • Estar al día es mucho más fácil

Si tienes que actualizar algo, envía la información por medio de un vídeo rápido o a través de las redes sociales. Los empleados que tengan que estar al día verán la información y sus responsables ahorrarán tiempo.

Cómo hacer que funcione

Te mostramos tres formas de hacer que el Micro Learning funcione con tus empleados:

1.     Haz las píldoras formativas mobile
La clave del Micro Learning es la flexibilidad. Esto significa que todos los módulos y todas las actualizaciones deben ser mobile. La gente no llega a casa y se sienta en el ordenador de sobremesa, sino que utilizan sus dispositivos móviles y deben tener fácil acceso a su formación, con cargas rápidas de sesiones de 5-10 minutos.

2.     Menos información al mismo tiempo
Los estudiantes hacen fichas por una razón: permiten absorber pequeños “trozos” de información a la vez, y el cerebro los procesa mejor. Condensar un módulo formativo en el tamaño de una ficha podría ser complicado si solo usamos texto, pero aquí es donde los vídeos y las infografías entran en juego. Y enganchan mucho más a las personas que se están formando.

3.     Incorpora tanta interacción como sea posible
Un cuestionario interactivo, incluso un juego, puede ser una potente herramienta de aprendizaje. Los profesores lo saben. Es hora de que lo sepan también los ejecutivos de las empresas.

Nuestro cerebro y el Micro Learning

Piensa de nuevo en cómo los empleados de una empresa consiguen información fuera del trabajo. La consiguen en pequeños fragmentos: ven un vídeo, acceden a un post de Instagram o Facebook, buscan un comercio, revisan varias veces al día su correo electrónico, junto con sus otras cuentas en redes sociales. Todo va al cerebro rápidamente, y en pequeños pedazos. Los cerebros de los usuarios de tecnología están entrenados para concentrarse en pequeños periodos de tiempo, absorber rápidamente la información, y pasar a la siguiente píldora de información o entretenimiento. Las empresas deben sacar partido de esto.

El coste es el desarrollo de módulos basados en el Micro Learning, y/o el tiempo que se tarda en distribuir una actualización. No hay tiempo de inactividad con un gran número de empleados sentados en aburridos seminarios, en los que desconectan en cuanto pueden para mirar sus dispositivos móviles.

Es cierto que no toda la formación para los empleados puede ser a través de Micro Learning. Pero sí una gran parte. Y un directivo inteligente sabrá identificarlo para que los empleados tomen las riendas y se formen por sí mismos.

Comparte esta noticia