Técnicas de motivación en elearning y formación digital

El tutor online es una figura muy importante en la formación elearning y tiene un papel clave en la motivación del alumno. ¿Cuántas veces hemos iniciado un curso pensando que iba a ser aburrido y luego nos ha gustado y hemos tenido ganas de seguir aprendiendo más? ¿Y cuántas veces hemos vivido también la situación contraria? ¿Por qué hemos cambiado de opinión? Cuando algo nos desmotiva, perdemos el interés,  las ganas de seguir y finalmente abandonamos el curso.

En este post, vamos a exponer una serie de técnicas y consejos, que ayudan a motivar al alumno para que termine el curso con éxito:

►    Ponerse en la piel del alumno: es importante que el tutor realice el curso y lo experimente en primera persona para valorar y comprobar cómo lo verán sus alumnos. Ver dónde tendrá más dificultades,  puntos de distracción, si el curso es largo… De esta manera iremos viendo qué podemos quitar, añadir, mejorar…

►    Presentación del tutor: el tutor deberá presentarse al inicio del curso. Por ejemplo, se podría incluir un vídeo presentación del tutor. A los alumnos les gusta saber quién está detrás y a quién poder dirigirse.

►    Mensajes de ánimo: no cuesta nada dirigirnos a los alumnos y ponerles un “¡Ánimo!”, “Correcto”, “¡Vas muy bien!”

►    Indicar el progreso: mediante gráficos de barras o bien indicar su avance para que pueda saber cuánto le queda y pueda organizarse.

►    Distribución adecuada: distribuir el contenido de manera que el alumno vea que va avanzando y superando objetivos poco a poco y sin agobios.

►    Contenidos extra: los alumnos que van más avanzados podrán, de esta manera, profundizar en la materia.

►    Insignias: reconocer y recompensar el trabajo de aquellos alumnos que destaquen. Se puede hacer mediante insignias que les motive a seguir adelante.

►    Rankings: indicar en una escala aquellos alumnos que van más adelantados o que destacan, de manera que todos lo puedan ver. Es una motivación para superarse, pero hay que tener cuidado con los últimos puestos porque puede llevar a desmotivar a algunos alumnos, por eso, sería mejor solo mostrar los 3 o 5 primeros puestos.

►    Foros: los espacios donde se comparten ideas y los alumnos pueden opinar o preguntar siempre son enriquecedores. Además de aprender, se pueden generar en conjunto nuevas ideas.

►    Trabajar en grupo: cuando tienes grupos más cerrados, la gente participa más. Además, los alumnos más aventajados, podrían liderar el grupo.

►    Espacios “recreativos”: en un curso siempre hay tiempo para relacionarse con los compañeros más allá del ámbito académico, por ello sería interesante incluir algún sitio donde los alumnos puedan interactuar de manera informal y amena. Por ejemplo una cafetería virtual.

Comparte esta noticia